La nómina sumó 9,47 millones el año pasado, 120.000 euros más, gracias al bonus en acciones. El presidente de Iberdrola repite como uno de los ejecutivos mejor pagados de las empresas del Ibex. En concreto en 2017, cobró 9,47 millones frente a los 9,35 millones de un año antes, un 1,3% más, según el informe de remuneraciones enviado a la CNMV. La retribución variable es lo que ha engordado, esta vez, la nómina. En concreto, cobró 6,05 millones por retribución en metálico, una cifra menor a los 6,15 millones de hace un año, pero 3,42 millones por "importe de acciones otorgadas", que supera a los 3,19 millones de hace un año. La remuneración de Sánchez Galán es más del triple que la del consejero y director general de los Negocios, Francisco Martínez Córcoles (en la imagen, con Galán), el siguiente en nómina, porque en Iberdrola no hay consejero delegado. Córcoles cobró 2,67 millones (1,86 millones en metálico y 811.000 euros en acciones) Hispanidad [email protected]