• La compañía presidida por Pujals se apalanca para ganar peso en fibra óptica y hacer más atractivo su cartel 'se vende'.
  • El ADSL, que sí lo tiene Jazztel, no basta para sobrevivir: el futuro pasa por cuádruple play, que exige fibra.
  • Orange acusa en su facturación, que baja un 1,2%, la caída del 16% en el negocio del móvil, mientras Jazztel ingresa un 17% también por el móvil.
  • Pero hay que hacer justicia: la francesa atiende a 12,36 millones de clientes y la española, a 1,35 millones.
  • El acercamiento entre las dos es imposible por ahora: Jazztel vale demasiado en bolsa (se ha revalorizado un 35% en el año).

El futuro de la telefonía pasa por la fibra óptica. Lo tienen claro todos los operadores, tanto para ensalzar lo bueno como para reconocer lo malo. Ayer martes presentaron sus resultados Jazztel y Orange. No son comparables, es cierto, salvo por un detalle, que tienen delante a dos grandes competidores como Vodafone, que ha comprado hace poco ONO, y Telefónica. Algo tienen que hacer para ganar peso. ¿Se unirán

Paralelamente, las dos empresas coinciden en algo: están haciendo todo lo posible para ganar clientes, con desigual resultado. Orange ha reducido su facturación un 1,2%, hasta 977 millones de euros, precisamente por la caída de un 16% en el negocio del móvil, aunque atiende a 12,36 millones de clientes. Y Jazztel, sin embargo, se apoyó principalmente en ese segmento para aumentar un 17% sus ingresos (hasta 282,7 millones de euros). En el trimestre ha sumado 185.000 nuevas altas y ya atiende a 1,35 millones. Ahora bien, las dos compañías están imbuidas en la 'guerra de precios' que marca el paso en este mercado.

¿Qué podría acercar a Orange y Jazztel: el precio de la española, pero es eso, precisamente, lo que más les separa. El interés que podría tener la francesa por la compañía de Leopoldo Martínez Pujals (en la imagen) choca con lo que ésta vale en bolsa (Jazztel se ha revalorizado un 35% en lo que va de año).

Tras la compra de Vodafone por ONO se han disparado los rumores de una posible compra, pero no se concretan en nada. El propio director financiero de Orange, Gervais Pellisier, enfriaba ayer esta posibilidad: "No hay urgencia para moverse".

¿Qué problemas tiene Jazztel: dos. Uno de ellos es, ni más ni menos, lo mucho que vale en bolsa (más de 2.700 millones de euros). Y dos, más importante para venderse -y Pujals quiere vender-: debe aumentar su despliegue de fibra óptica. Eso requiere inversiones y en ello está: ha aumentado su deuda financiera en 159 millones de euros. Y ¿a dónde apunta: a la fibra óptica, que es lo que no tiene y en la que está el futuro. Jazztel tiene ADSL, pero para ofrecer el cuádruple play (Internet, fijo, móvil y TV) es necesaria la fibra óptica.

Mariano Tomás

[email protected]