• Braulio Medel obtendrá 2.000 millones de euros por comerse Caja España y Caja Duero.
  • Y ojo, no se trataba de entidades intervenidas ni nacionalizadas.
  • Eso abre un peligroso precedente que Caixabank no está dispuesto a desaprovechar.

 

Esto de las fusiones bancarias empieza a resultar muy variado. Cada día cambia la metodología. El Decreto Luis de Guindos, al igual que la anterior política del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), aseguraba que no habría ayudas sino para entidades intervenidas por el Banco de España. En especial no había Esquema de Protección de Activos (EPA), que es lo que desean con fervor todas las entidades absorbentes.

Ahora bien, Unicaja ya ha roto la norma. Al final, con tal de que se quedara con Caja España y caja Duero, el Estado ofreció un EPA encubierto a Braulio Medel (en la imagen), de Unicaja, que seguramente superará los 2.000 millones de euros.

Y, naturalmente, Caixabank no quiere ser menos. Se da por segura su absorción de Banca Cívica, que no es una entidad intervenida. Ahora bien, Caixa pivotará el precio a la baja.

Eulogio López
[email protected]