Por el contrario, se han registrado un 15,63% de incremento de delitos graves como asesinatos con intimidación y alevosía

Eduardo Torres-Dulce, fiscal general del Estado,  ha presentado este martes en el Congreso la Memoria de la Institución correspondiente a 2011, donde ha destacado que lo que más le preocupa es el significativo aumento de los casos de violencia de género, un 15,46%, cuando se da la circunstancia de que los asesinatos con premeditación y alevosía han aumentado un 15,63%.  El año 2012 ha sido en el que se han disparado las cifras de los delitos más violentos. No solo los asesinatos, también las violaciones, los secuestros y los robos con intimidación y con fuerza en casa habitada, así como las extorsiones y las agresiones sexuales a menores.  

El fiscal ha asegurado también que aplicará "tolerancia cero" a los casos de corrupción política y aprovechó para reafirmarse en su "beligerante compromiso de lucha contra esa lacra en la que la sociedad se juega muchísimo más que un mero interés económico. Ha afirmado ante los diputados que "no podemos permitir que este fenómeno siga envenenando el funcionamiento de la economía de nuestro país, su imagen internacional, la integridad de las arcas públicas, la probidad en las relaciones comerciales y el cabal desempeño de las prerrogativas de las instituciones públicas".

También ha negado Torres-Dulce a preguntas de los periodistas que la detención del ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, sea ejemplarizante, sino que es adecuada a las circunstancias del caso y necesaria para garantizar su comparecencia ante los tribunales de justicia.

Andrés Velázquez
[email protected]