• Aunque al final la medida ha contado con el 98% de los votos.
  • El presidente alega que ha roto el modelo Valls porque así les presiona el mercado.
  • Es cierto, pero no les presiona la ley.
  • Ron reconoce que, a día de hoy, los tenedores de bonos canjeables en noviembre perderán un 30%.
  • El banco aumenta el dividendo un 48% respecto al de 2013. Sí a la digitalización, pero "lo más importante no es llegar primero".
  • Ron admite que las cláusulas suelo "no son populares", aunque tampoco "ilegales".
  • La junta sólo ha contado con la participación del 59,95% de los accionistas.
Lo hemos explicado en diversas ocasiones. A partir de ahora, los consejeros del Popular cobrarán por serlo. Concretamente, percibirán 120.000 euros anuales cada uno. De esta manera, Ángel Ron (en la imagen) rompe con la tradición inaugurada por Luis Valls. A los accionistas no les ha gustado la idea, aunque, para ser justos, hay que señalar que la medida ha contado con el 98% de los votos. Ahora bien, durante la junta ordinaria celebrada este lunes, varios accionistas han cuestionado este cambio de política. En su defensa, Ron ha alegado que el mercado ha presionado para acabar con la antigua política, aunque ha admitido que la ley no le obliga a hacerlo ya que "admite excepciones". Pero, al final, han podido las presiones. Además, según él, que cobren los consejeros ayudará a "atraer talento" a la entidad. Ya veremos. En cualquier caso, la protesta más generalizada no ha venido por ahí, sino por los tenedores de bonos convertibles en acciones, cuyo canje será obligatorio en noviembre de este año. "El banco ha resuelto bien las preferentes, también las de Pastor, pero queda este fleco", le ha señalado un accionista que, además, le ha recordado su compromiso de buscar una salida. Y lo hará. Buscará una solución para los bonistas. Ahora bien, será una solución que no perjudique a los actuales accionistas. En todo caso, Ron ha reconocido que los bonistas tendrán unas minusvalías del 30% contando, incluso, los cupones recibidos. Por otra parte, el presidente del banco ha anunciado un dividendo complementario para el ejercicio 2014 de 1,8 céntimos de euros que se pagará en 'scrip'. Con éste, el dividendo total será un 48% superior al de 2013. Más asuntos. Uno, de especial actualidad y preferido de Francisco González, presidente de BBVA: la digitalización de la banca. Si FG ha escuchado a Ron, estará tranquilo, porque pensará que el Popular será una de las entidades que desaparecerán con los años al no haberse convertido en lo que él llama banco digital. Y es que Ron apuesta por la tecnología, sí, pero como complemento de la red de oficinas. De hecho, la rentabilidad del banco sigue estando en las sucursales. "En materia de tecnología, lo más importante no es llegar primero, sino ofrecer un servicio de calidad desde el primer momento", ha señalado. Tema espinoso: las cláusulas suelo. Ron ha respondido a las quejas de varios accionistas admitiendo que "no son populares", aunque tampoco son "ilegales". Pero tranquilos, desde la sentencia del Tribunal Supremo que anuló las emitidas por algunas entidades por considerar que se habían comercializado irregularmente, el Popular no ha vuelto a incluirlas en sus hipotecas. Y una sugerencia: si en algún momento, estimado lector, tiene que poner día y hora a una junta ordinaria de accionistas, no elija un lunes a las 10 de la mañana. A no ser, claro está, que lo que busque es poca participación. La del Popular sólo ha contado con el 59,95% de los accionistas. Pablo Ferrer [email protected]