• El director de la Oficina Económica de Moncloa afirma que hay que retrasarla, a pesar de ser el gran proyecto de la ministra de Fomento.
  • Pastor tiene todo el apoyo de Economía.
  • Montoro alude a razones técnicas para esperar: ahora no es el mejor momento.
  • Pero el máximo responsable del gestor aeroportuario, José Manuel Vargas, no es un hombre del partido.
  • Y en el PP no ven con bueno ojos que sea el primer presidente de la Aena privada.

La privatización de Aena es el gran proyecto de la ministra de Fomento, Ana Pastor. Pero también lo es del actual equipo que dirige la compañía, con José Manuel Vargas al frente. En un principio se habló de privatizar no más del 40% por aquello de no perder el control de la gestión de los aeropuertos.

Pero, ¿quién iba a querer entrar en Aena sin tener el control y con unas cuentas maltrechas Por eso, el porcentaje se amplió al 60% e, incluso, ahora se habla del 100%, medida que apoya el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Y a todo esto, ¿qué dice Cristóbal Montoro El titular de Hacienda alude a razones técnicas para aconsejar no vender de momento. Es mejor esperar a que mejore la situación económica que vendrá acompañada de un aumento del tráfico aéreo, ahora bajo mínimos.

Pero el que está paralizando la privatización de Aena no es Montoro. Es Álvaro Nadal (en la imagen). El director de la Oficina Económica de Moncloa no quiere de ninguna manera que Vargas sea el primer presidente de la Aena privada. Para entendernos: Vargas no es un hombre del partido y dentro del PP no estaría bien visto que se quedara al frente de la nueva etapa del gestor aeroportuario.

De momento, Nadal va ganando el pulso.

Pablo Ferrer

[email protected]