• Los bancos se enfrentan a Demetrio Carceller.
  • Incluso los que le han llevado al control provisional de la compañía: Sabadell y Caixabank.
  • No admiten un quita del 75%.
  • Además, la línea de Feijóo parece cada vez más clara: que los bancos capitalicen deuda y se hagan con el control.
  • Conclusión: seguimos buscando propietario y equipo de gestión para Pescanova.

El recién nombrado presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti (en la imagen), en representación de Demetrio Carceller, puede tener los días contados. La verdad es que su estreno no ha resultado muy lucido porque ha encabronado a los verdaderos propietarios de la empresa: los bancos acreedores, al solicitar una quita del 75%. Ha enfadado incluso a los bancos que más han apoyado a Carceller para que se hiciera con el control: Sabadell y Caixabank. El Popular, que junto a NCG Banco componen el cuarteto con más deuda pendiente, también considera inadmisible la petición. A lo mejor la Presidencia de Urgoiti se revela en breve.  

Los bancos ya están convencidos de que tendrán que capitalizar su deuda y convertirse en propietarios directos de la empresa. Es lo que pide el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien no quiere ver a Demetrio Carceller al frente de Pescanova pues considera que acabará por ceder la empresa gallega a su socio alemán, la multinacional Dr. Oetker, competidora de Pescanova.

En cualquier caso, ¿qué es antes, la capitalización o la refinanciación

En conclusión: el asunto Pescanova no ha terminado. No sólo por el agujero y la deuda que dejara Fernández Sousa sino porque seguimos buscando propietario y gestor definitivo para el grupo gallego.

Eulogio López

[email protected]