• El nuevo marco tarifario de la compañía apunta a España y a Europa.
  • Desde que los británicos copan el Consejo de IAG los planes para Hispanoamérica han pasado a un segundo lugar en la estrategia de Iberia.
  • Y eso que es su punto fuerte como compañía de red.
  • Y en dos años y medio, se puede perder la sede social en Madrid. 

Nueva advertencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor (en la imagen) al presidente de IAG, el español Antonio Vázquez. El Gobierno no está dispuesto a que la otrora compañía de bandera español se convierta en una compañía de bajo coste.

Además Iberia copa la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas, que amenaza con resultar infrautilizada, ante la reducción de vuelos de la compañía, en al que el consejero delegado, Willie Walsh, está empeñado en quitarle rutas y en no renovar su flota.

Los males de Iberia se precipitaron desde que los vocales españoles perdieron la equidad en el Consejo de IAG que continúa reuniéndose en Madrid en La Muñoza, porque la sede social de IAG es Madrid... y lo seguirá siendo durante dos años y medio.

Por otra parte, el traspaso de Vueling desde Iberia a IAG, acabó por bloquear a la aerolinea de bandera.

Ahora Iberia lanza un nuevo site de Tarifas más baratas que le sitúan en el entorno de una 'low cost'. Y es cierto que todas la compañías aéreas tienden a ser de bajo coste y a reducir precios para poder competir pero lo peor es que esas tarifas tratan de especializar a Iberia en rutas en España y en Europa, de corto y medio radio. Y es el largo radio el que permite a una aerolíneas seguir siendo compañía de red. En otras palabras, Iberia está perdiendo posiciones en Hispanoamérica, y eso es lo único que no puede permitirse... si no quiere acabar convertida en Easy Jet o algo peor.

De ahí el aviso de la ministra a Antonio Vázquez, aunque, dicho sea de paso, poco puede hacer si los consejeros españoles de la compañía no alzan la voz ante la presión del ceo de IAG.

Miriam Prat
[email protected]