Últimamente ni las televisiones de Zapatero encuentran al parado adecuado. El Consejo de Ministros aprobó el jueves una nueva subvención a los parados, lo que el zapatismo llama derechos de los trabajadores, los famosos 400 euros.

Las cámaras de TV se dirigen de inmediato a las colas del Servicio Nacional de Empleo para que los afectados digna lo esperado: ¡Qué bueno es el Gobierno que tanto nos ayuda! Pero, de pronto, al menos la de TVE, se encuentra con una sorpresa: la mayoría de los encuestados no quieren un subsidio sino un salario. No quieren que les alarguen el paro, quieren trabajar. Al parecer, la dignidad de trabajador no es un concepto olvidado.

¡Qué tiempos, ni los manipuladores pueden hacer su trabajo!

Y es que Juan Español se empieza a mosquear con tanta mentira gubernamental ante una crisis pavorosa, que marca la diferencia entre el discurso oficial y lo que se ve en la calle.

Eulogio López

[email protected]