Los antisistema brasileños aprovechan las protestas de los profesores para realizar acciones violentas En Brasil ha habido manifestaciones de profesores que están en huelga desde el mes pasado. Hasta ahí todo normal. El problema es cuando los antisistema, encapuchados, se infiltran y utilizan marchas pacíficas para hacer de las suyas.

Y es lo que ha ocurrido  en ciudades como Río de Janeiro o Sao Paulo. El centro de la ciudad de Río fue escenario de una concentración de más de 10.000 personas que marchaban ordenadamente, pero al oscurecer, algunos manifestantes arrojaron bombas incendiarias contra edificios públicos, que fueron respondidas por la policía antimotines con gases lacrimógenos.

De la misma forma, una protesta en Sao Paulo, en apoyo a los profesores de Río, también terminó en enfrentamientos con la policía después de que varios bancos fueran saqueados por manifestantes encapuchados.

"Sin la policía no hay violencia. Cuando están allí siempre hay", dijo el anarquista Hugo Cryois, de 23 años, que llevaba colgada una máscara antigás en el cuello". Curiosas palabras las de una anarquista, grupo que ha protagonizado de las acciones más violentas de la historia de la humanidad.  

Lo dicho: los antisistema aprovechan las protestas de los profesores para hacerse notar en Brasil.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]