• Si se aprueba, PP, CiU y PNV conseguirán que durante dos años y algo más los presidentes de cajas puedan seguir siendo presidentes de la banca resultante.
  • En otras palabras, Isidro Fainé (Caixabank), Braulio Medel (Unicaja) y Amado Franco (Ibercaja) podrán mantener ambos cargos en condición de prórroga especial.
  • Ahora sólo queda convencer al ministro Guindos y a Europa de las bondades de la prórroga.

La tramitación de la Ley de Cajas-Fundación tendrá la próxima semana un episodio clave en el Senado. Tanto el PP como CiU presentarán su enmienda sobre incompatibilidades. Es decir, si se aprueba, los presidentes de cajas podrán, al mismo tiempo, ser presidentes de los bancos resultantes.

Y podrán compatibilizar ambos cargos durante dos años y algo más, esto es, dos años a partir del momento en el que renueven sus cargos en las juntas de accionistas o en las asambleas de cajas.

En otras palabras, los tres presidentes que aparecen en la imagen, Isidro Fainé, (Caixabank), Braulio Medel (Unicaja) y Amado Franco (Ibercaja) podrán mantener ambos cargos, eso sí, en condición de prórroga especial.

Pero queda una tarea pendiente: convencer al ministro de Economía, Luis de Guindos, y a Europa de las bondades de la prórroga. En el segundo caso hay que tener en cuenta que esta ley no es más que un desarrollo de una norma europea y, en este sentido, en el Ministerio de Economía no esperan encontrar una especial oposición de Bruselas a la prórroga.

Pablo Ferrer

[email protected]