El Príncipe de Asturias: "España desea compartir la alegría y la esperanza del pueblo tunecino". Felipe de Borbón transmite a los tunecinos sus más "calurosas felicitaciones y las del pueblo español" por la adopción de la nueva Constitución

 

El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón ha asistido en Túnez a la ceremonia de adopción de la nueva Constitución del país, aprobada el pasado 27 de enero con una amplia mayoría parlamentaria, una carta magna que ha sido alabada por diplomáticos occidentales y árabes como la más "progresista" del mundo árabe y la primera de su democracia desde su independencia en 1956. El Príncipe fue recibido con honores en el aeropuerto por el presidente del país, Monsef Marzuki.

"En esta ceremonia de celebración de la nueva Constitución, España desea compartir la alegría y la esperanza del pueblo tunecino. Permitidme, pues, transmitiros mis calurosas felicitaciones y las del pueblo español", dijo el heredero de la Corona española en la Asamblea Constituyente Tunecina, en un discurso pronunciado en francés y en español.

En un breve discurso, Felipe de Borbón hizo también una mención en español a la transición española y a la adopción de la Constitución española en 1978. "Hace casi cuatro décadas, España emprendió un proceso de cambios profundos que, en un periodo de tres años, culminó en 1978 con la aprobación, con una muy amplia mayoría, de una nueva Constitución que estableció un marco de convivencia para todos los españoles", dijo.

La aprobación de la Constitución ha supuesto el fin de una profunda crisis política que había paralizado el país, así como la culminación de un periodo de transición que arrancó el 14 de enero de 2011, con la huida del país del dictador Zin el Abidín Ben Ali, después de más de un mes de protestas populares que se habían extendido por todo el país.

Ahora solo falta que, efectivamente, la Constitución suponga el comienzo de la democracia en Túnez, del respeto a las libertades y derechos fundamentales, cosa que hasta ahora había brillado por su ausencia en un país mayoritariamente musulmán, aunque donde existen pequeñas minorías judías y católicas. 

Andrés Velázquez
[email protected]