Se sitúa en los 2.039 euros/m2, lo que supone 183.500 euros para una vivienda de tipo medio de 90 m2

Todavía no se ha pinchado la gran burbuja inmobiliaria de nuestro país, ya que, no solo es necesario que baje el precio de las viviendas, sino que también haya personas dispuestas a comprar todas esas viviendas que hay en stock. En España el precio de la vivienda nueva cayó un 7,8% en el 2013 respecto a diciembre del año anterior, según el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva de 2013, que ha presentado la Sociedad de Tasación (ST) este lunes.

Esta bajada del precio de la vivienda nueva un 7,8% que ofrece la ST, está en la línea del que señaló el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) a mediados de diciembre del 2013, que apuntó una bajada anual del 7,9%.

Según este estudio, que la ST elabora desde 1985, esta contracción del precio de la vivienda nueva supone un descenso desde máximos del 38,9% en términos reales. El precio de la vivienda nueva se situó en 2.039 euros/m2, lo que supone 183.500 euros para una vivienda de tipo medio de 90 metros2.

Los precios disminuyeron en todas las regiones de España, aunque la caída fue más acusada en Aragón (-11,6%) y Extremadura (-10,2%). Mientras que Asturias (-2,5%) y Galicia (-3,9%) fueron las comunidades que tuvieron una menor reducción del precio.

Durante el 2013, el precio medio de la vivienda nueva descendió en todas las capitales de provincias. San Sebastián (3.422 euros/m2), Barcelona (3.200 €/m2) y Madrid (2.726 €/m2 fueron las ciudades con los precios más altos, bastante por encima del precio medio nacional (2.039 €/m2). Por el contrario, Cáceres, Badajoz y Ciudad Real tuvieron los precios más baratos, pues no superaron los 1.200 €/m2.

El estudio de la ST también menciona los indicadores económicos que han influido más en el comportamiento del mercado inmobiliario. El Euribor, referencia de los préstamos hipotecarios, tendió a descender durante el 2013 y a finales de noviembre se situó en torno al 0,5%; el IPC interanual en noviembre fue del 0,2% y la tasa de desempleo bajó ligeramente.

La ST estima que en el 2014 la oferta de vivienda nueva seguirá siendo importante, a pesar de la entrada en el mercado inmobiliario de fondos de inversión extranjeros, mientras que la demanda seguirá teniendo una gran debilidad. Además los precios seguirán teniendo un crecimiento negativo hasta que se absorba el excedente de oferta existente y probablemente disminuirán las operaciones de venta en beneficio de las de alquiler, en algunos casos con opción de compra.

Cristina Martín

[email protected]