• El 73,2% del coste total se destinó a salarios (22.635,56 euros por trabajador) y el 22,2% a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (6.859,44 euros por trabajador).
  • Los costes laborales en España están en la media europea; mientras que los salarios, muy por debajo.
El coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 30.905,55 euros en 2012, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), que completa los obtenidos trimestralmente a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL). Este coste representa un descenso del 0,8% respecto a 2011, según informa hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El coste neto fue de 30.667,43 euros por trabajador -con una disminución anual del 0,7%-, una vez deducidos 238,12 euros en concepto de subvenciones y deducciones recibidas de las Administraciones Públicas para fomentar el empleo y la formación profesional.  

Además, el 73,2% del coste total se destinó a salarios (22.635,56 euros por trabajador) y el 22,2% a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (6.859,44 euros por trabajador).  

Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron, conjuntamente, el 95,4% del coste bruto.  

Además de los salarios y cotizaciones, 519,97 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 321,59 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal...), 466,65 euros  correspondieron  a indemnizaciones por despido y 102,34 a formación profesional.

Como explicamos en su día, los costes laborales en España están en la media europea; mientras que los salarios, muy por debajo.

Andrés Velázquez

[email protected]