• En 2013 no podrá superar el 25% del beneficio consolidado atribuido.
  • Y lo anuncia tras el cierre de mercado y horas después de que la patronal AEB hablara de un incremento del beneficio durante el primer trimestre, tras el bajón de 2012.
  • Ahora habrá que ver cómo abre la cotización bancaria del viernes 28.

En 2012, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya se planteó la medida que acaba de aprobar el Banco de España, y aún con más intensidad: dividendo cero para 2012. Finalmente, se optó por la tesis del saneamiento. Así, en los dos famosos decretos Guindos se forzó a la banca a unas provisiones que superaron los 60.000 millones de euros.

En 2013 ya no hay necesidad de saneamiento pero sí de prudencia: reducción del dividendo, que tendrá un beneficio máximo del 25% del beneficio consolidado atribuido.

En la nota remitida este jueves a los medios, "el Banco de España recomienda que durante el ejercicio 2013, y teniendo en cuenta las circunstancias de cada entidad, se limite el reparto de dividendos y que, en todo caso, los dividendos en efectivo que se satisfagan en este ejercicio no excedan del 25% del beneficio consolidado atribuido".

La comunicación del regulador llega justo después del cierre de la sesión bursátil y pocas horas después de que la Asociación Española de Banca (AEB) anunciara que el beneficio de las entidades ha crecido un 16,6% hasta marzo.

Ahora habrá que ver cómo los mercados castigan la cotización de unas entidades obligadas a reducir artificialmente el beneficio que distribuyen a los accionistas.

Pablo Ferrer

[email protected]