• Al PP le votaría el 32,5% (doce puntos menos que su mayoría absoluta) y al PSOE el 27,2% (en las generales el 28,73%).
  • Respecto al barómetro realizado hace tres meses, el partido liderado por Mariano Rajoy pierde 1,5 puntos mientras que los socialistas se dejan un punto.
  • IU sube hasta el 11,5%, casi cinco puntos más que en las generales, y UPyD se coloca en el 8,8%, casi el doble de sus votos de 2011.
  • El 89,9% de los encuestados define la situación económica como mala o muy mala; y el 81,5% dice lo mismo de la situación política.
  • El 32,6% prefiere un Estado con CCAA como en la actualidad frente al 36,6% que quiere menos autonomías.
  • El 72,1% de los encuestados se sigue definiendo como católico, aunque el 64,7% casi nunca va a misa.
El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado los resultados del barómetro de julio, que da una estimación de voto al PP del 32,5%, 12 puntos por debajo de la mayoría absoluta que logró en las generales de 2011, mientras que al PSOE se le atribuye un apoyo del 27,2% también por debajo de su resultado de las últimas elecciones (28,73%).

Ambos bajan con relación a la encuesta anterior, aunque más el PP, y la distancia entre ellos se sitúa ahora en 5,3 puntos. Por contra, Izquierda Unida sube hasta el 11,5%, casi cinco puntos más que en las generales, y UPyD se coloca en el 8,8%, casi el doble de sus votos de 2011.

Respecto al barómetro realizado hace tres meses, el partido liderado por Mariano Rajoy pierde 1,5 puntos mientras que los socialistas se dejan un punto.

Otro dato de relevancia es que el 40% de los encuestados cobra menos de 1.200 euros y el 20% no tiene ningún ingreso. Sin embargo, el 9,9% cobra entre 1.200 y 1.800 euros; el 3,4% cobra entre 1.800 y 2.400 y tan solo el 1,6% cobra entre 2.400 y 3.000. Que cobren entre 3.000 y 4.500 hay solo el 0,6% de los encuestados y entre 4.500 y y 6.000, el 0,1%.  Más de 6.000 euros cobra el 0,2%.

El 89,9% de los encuestados define la situación económica como mala o muy mala. Y el 71% cree que dentro de un año será igual o peor. La situación política del país tampoco aprueba, según los ciudadanos: el 81,5% cree que es mala o muy mala. Mientras que el 77,1% afirma que dentro de un año será igual o peor.

Como en los últimos tiempos, el paro continúa siendo la principal preocupación para los españoles: en concreto, para el 80,9%. Le siguen la corrupción y el fraude (37,4%); los problemas de índole económica (32%); y los políticos en general (los partidos y la política), con el 27,6% de las respuestas. A larga distancia aparecen la sanidad (10,3%) y la educación (8,8%). Curiosamente, en un 4% de las respuestas aparecen 'los bancos'.

Respecto a cómo califican la gestión que está haciendo el Gobierno del PP, el 38,8% de los encuestados dice que muy mala, el 30,1% que mala, el 22% que regular y sólo el 6,9% buena. Aunque el PSOE tampoco se salva: el 32,3% dice que muy mala, el 36,1% que mala, y el 25,2% regular.

Sobre la organización territorial del Estado, el 32,6% prefiere un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad; sin embargo, el 36,6% quiere o bien un Estado con un único Gobierno central sin autonomías (23,3%), o bien un Estado en el que las comunidades autónomas tengan menor autonomía que en la actualidad (13,3%).

El 72,1% de los encuestados se sigue definiendo como católico, el 14,5% como no creyente y el 10,1% como ateo. El 64,7%, sin embargo, señala que casi nunca va a misa, frente al 13,4% que va varias veces al año y el 12,1% que asiste todos los domingos y festivos.  

Andrés Velázquez
[email protected]