• En 2012 recibió 10.900 incidencias, cinco veces más que el año anterior.
  • De estas, el 39,5% estuvieron relacionadas con las participaciones preferentes.
  • Se acortó el plazo medio de resolución de incidencias, pasando de los nueve a seis meses de media.
  • El 42% de las reclamaciones se resolvió en menos de cuatro meses.
  • Las incidencias tramitadas se dirigieron contra 120 entidades, de las cuales 12 recibieron más de 100 reclamaciones.

Nada más y nada menos que 10.900 reclamaciones recibió la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el año 2012, una cifra que quintuplica la que tuvo en el año anterior (2.005), según los datos de la nota de prensa que ha difundido este jueves dicho supervisor sobre la publicación de la Memoria de atención de reclamaciones y consultas de los inversores 2012.

Esta Memoria refleja que en el año 2012 se incrementó la actividad de atención de reclamaciones y consultas que los inversores presentaron ante el supervisor, que recibió un total de 10.900 reclamaciones, aunque el volumen de entrada de incidencias se intensificó sobre todo en el tercer trimestre. Esto ha implicado un mayor esfuerzo de resolución de los expedientes por parte de este servicio de la CNMV, que preside Elvira Rodríguez (en la imagen).

De estas más de 10.000 incidencias, el 39,5% estuvo relacionada con las participaciones preferentes. Un total de 1.331, de las cuales 1.182 fueron emitidas por entidades financieras. La mayoría de las reclamaciones relacionadas con este producto se referían a la disconformidad del cliente con la información facilitada por la entidad en el momento de contratación del producto. Además también se incrementaron las quejas sobre deuda subordinada y obligaciones convertibles.

Sin embargo, se disminuyó el plazo medio de resolución, que se estableció en 182 días, una media de seis meses frente a los nueve que tuvo en el año 2011. El 42% de las reclamaciones se resolvió en menos de cuatro meses. Por otro lado, las incidencias tramitadas aumentaron hasta las 5.724, lo que supone un 137% más que en 2011.

Todas las reclamaciones presentadas ante la CNMV en 2012 fueron contra bancos y cajas de ahorros, debido a su peso en la canalización del ahorro en España. En el ejercicio de ese año, las incidencias tramitadas se dirigieron contra 120 entidades, frente a las 138 en 2011. Sin embargo, en el año 2012 creció el número de entidades que recibieron más de 100 reclamaciones, pasando de cuatro en 2011 a doce, de las cuales siete superaron las 200 incidencias.

El 64,9% de las quejas resueltas (2.206) concluyeron con un informe favorable al reclamante, mientras que solo el 20% fue desfavorable al inversor. Aunque conviene destacar que solo en un 5,1% de los casos las entidades rectificaron su actuación.

Durante el ejercicio de 2012 también se incrementaron las consultas de los inversores, en concreto un 78,7% y se realizaron fundamentalmente por teléfono.

Cristina Martín

[email protected]