• Lo ha dicho Juan Muro-Lara, director de desarrollo corporativo y relaciones con inversores durante la presentación de los resultados del primer trimestre.
  • Con ello, confirma el rumor sobre la nueva reforma eléctrica que prepara Nadal: ya no se pueden dar más palos a las renovables, pero sí a las convencionales.
  • Y el Ministerio de Industria no adopta esta actitud porque quiera, sino porque no se atreve a reducir más las subvenciones a la energía verde, so riesgo de perder la batalla en los tribunales.
  • Acciona cumple su amenaza al Gobierno de no invertir en España. El 77% de la inversión del primer trimestre ha ido a proyectos fuera del país.
  • El modernísimo Entrecanales vuelve a la gestión de las basuras y del agua para competir con FCC.
  • Los resultados no han gustado al mercado. A una hora del cierre de la sesión, los títulos de Acciona bajaban casi un 5%.

"No hay rumores en el sector de nuevos cambios regulatorios". Lo ha dicho Juan Muro-Lara, director de desarrollo corporativo y relaciones con inversores de ACCIONA este lunes, durante la presentación a analistas de los resultados del primer trimestre.

La frase confirma lo que se lleva escuchando en el sector de un tiempo a esta parte: que la nueva y enésima reforma del sector que prepara el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, no contempla dar más palos a las renovables, pero sí a las convencionales.

Pero el Ministerio de Industria, Energía y Turismo no adopta esta actitud porque quiera, sino porque no se atreve a reducir aún más las subvenciones a la energía verde. De hacerlo, tendría muchas opciones de perder la batalla que, seguro, le plantearían las compañías en los tribunales.

De momento, José Manuel Entrecanales, presidente del grupo (en la imagen), ha cumplido la amenaza que realizó en julio pasado: si el Gobierno reducía las primas a las renovables no invertiría más en España. Dicho y hecho. En el primer trimestre, sólo el 23% del total de las inversiones del grupo fueron para proyectos en nuestro país.

Vayamos con las grandes cifras. Las ventas de ACCIONA ha crecido un 1,9%, hasta alcanzar los 1.621 millones de euros, gracias, sobre todo, a la división de Energía. El caso es que la capacidad instalada ha aumentado, y la eólica e hidráulica han aumentado su peso, que ha compensado la caída de la eólica fuera de España y la menor producción solar. También ha compensado el impacto negativo de la reforma del sector, que ha bajado el precio medio eólico un 13,2%.

Pero la mayor caída la ha registrado la división de infraestructuras, cuyos ingresos han descendido un 16,9% debido, sobre todo, a la caída del mercado nacional. Hasta marzo, el Ebitda registrado por el grupo alcanzó los 327 millones de euros, esto es, un 0,3% menos que el registrado un año antes. El Ebit cayó un 6%, hasta los 142 millones de euros, pero el beneficio neto creció un 18%, y alcanzó los 34 millones de euros. Sin duda, un buen dato.

No tan bueno es el de la deuda que acumula el grupo, y que alcanza los 7.549 millones de euros. En diciembre era de 7.482 millones.

Durante la presentación, Muro-Lara ha anunciado que la compañía ha apostado por impulsar la división de servicios. Vamos, que el modernísimo Entrecanales vuelve a lo de siempre: a la gestión de residuos y del agua. Tendrá en FCC un duro competidor.

Para eso han creado ACCIONA Service, que agrupará, además de los residuos y el agua, los negocios de facility services, handling aeroportuario y los servicios logísticos.

Sea como fuere, al mercado no le han gustado los resultados del grupo. A sólo una hora para el cierre de la sesión, los títulos de ACCIONA bajaban un 4,9%, con un IBEX que perdía algo más del 1%.

Pablo Ferrer

[email protected]