En concreto, a los 14 de Lleida del PSC, Cs y PP. Un cartel con las caras de los 14 ediles de Lleida que se niegan a facilitar el referéndum ilegal del 1-O, entre ellos su alcalde, el socialista Àngel Ros, y un lema: "Assenyalem-los (Señalémoslos)". Arran, las juventudes de la CUP, subieron este lunes un peldaño más en su campaña de intimidación a los alcaldes y concejales que se niegan a romper con la legalidad vigente, informa El Mundo. Seis de los 14 cargos públicos del PSC, Ciudadanos y el PP que aparecen en el cartel distribuido ayer han presentado ya denuncia "a título personal" ante los Mossos d'Esquadra de Lleida. Se trata de los cuatro concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Àngeles Ribes, José Luis Osorio, José María Córdoba y Daniel Rubio; la socialista Sara Mestres y la popular Dolors López. Por el momento, el alcalde Àngel Ros no se ha sumado a la denuncia. Pero no es la primera vez que aparecen carteles intimidatorios de este tipo en Lleida, pues en junio aparecieron colgados en las calles otros con los rostros de Miquel Iceta (PSC), Lluís Rabell (CatSíQueEsPot), Inés Arrimadas (Cs) y Xavier García Albiol (PP) y acompañados del texto: "Quienes niegan el democrático derecho a la autodeterminación son enemigos del pueblo. Tratémoslos como a tales". Es decir, al más puro estilo 'jarrai' (cachorros de ETA) de lo tiempos duros de la banda terrorista… Andrés Velázquez [email protected]