• Y su saldo ha bajado hasta los 1.300 millones de euros.
  • La deuda total del grupo supera los 4.000 millones de euros.
  • De los cuales 1.700 son deuda bancaria.
  • A todo ello, añadir el coste de la deuda del 10% del capital, propiedad de Catar.
  • Que no fue una compra sino un préstamo.
En la deuda de El Corte inglés (ECI) hay que distinguir entre dos vías distintas de deuda: la norma en cualquier empresa y la de los pagarés de sus empleados y ex empleados. Este segundo son activos internos con los que El Corte Inglés premiaba a sus empleados y que les aseguraban una remuneración que llegó a superar el 5% en el paso. Hoy, la remuneración media de esos pagarés internos se sitúa en el 1,5% y su saldo vivo ha caído hasta los 1.300 millones de euros, según fuentes del Grupo. Vamos ahora con la deuda bancaria, que unos años atrás rozó los 8.000 millones de euros y que puso a los grandes almacenes ante el momento más difícil de su historia. Ahora la deuda se ha reducido a la mitad, 4.000 millones de euros, de los cuales 1.700 millones son la deuda más dura, la bancaria. Ojo, aquí no hay que contar el coste financiero de la inversión del jeque catarí Al Thani (en la imagen). Porque esa es la cuestión: que no se trata de una compra de acciones, sino de un préstamo. Eulogio López [email protected]