Además, la OTAN y Rusia no se ponen de acuerdo sobre una intervención si Al Assad utiliza armas químicasComo informamos ayer, el presidente de EEUU, Barack Obama, advirtió al presidente sirio Bachar al Asad de que el uso de armas químicas en la guerra civil sería inaceptable y "tendría consecuencias" si llegara a producirse. "El mundo está mirando. Si usan armas químicas habrá consecuencias", dijo el presidente de EEUU.

Sin embargo, la cosa no está tan clara como dice Obama, pues el ministro holandés de Asuntos Exteriores, Frans Timmermans, ha declarado que los ministros aliados de la OTAN no han podido llegar a un acuerdo con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, para dar luz verde a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que autorice una intervención militar en Siria si el régimen de Bashar al Assad utiliza su arsenal químico contra la población. "Una cosa está clara, tanto la OTAN como Rusia están muy preocupados por las armas químicas en Siria, pero no se ha alcanzado un entendimiento sobre esta cuestión", ha explicado el jefe de la diplomacia holandesa a su llegada al segundo día de reunión de la OTAN.

Por otra parte, los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN autorizaron ayer el despliegue de misiles tierra-aire Patriot en la frontera entre Turquía y Siria en respuesta a la petición de Ankara para contrarrestar amenazas a su seguridad por el conflicto en Siria. La medida, según la Alianza, tiene como objetivo exclusivo proteger el territorio y la población turca, que ya han sufrido repetidas agresiones desde Siria.

Pero también aquí hay discrepancias. En este caso, el Gobierno chino ha calificado de "contraria a la paz, la seguridad y la estabilidad" la autorización de la OTAN al despliegue de misiles estadounidenses, alemanes y holandeses en Turquía. "Fortalecer la presencia militar sólo conduce a más disputas", aseguró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, en una rueda de prensa en Pekín.

Como se ve, la guerra civil Siria está dando mucho que hablar en el concierto internacional. Pero no es tan fácil ponerse de acuerdo. Como siempre.

Andrés Velázquez
[email protected]