• Fuentes de la operación aseguran a Hispanidad que Emilio Botín no desea hacerse con el banco de Ángel Ron para no aumentar su exposición al mercado español.
  • Se desmiente así el rumor más intenso de la city madrileña de la mañana del martes.
  • No obstante, el Santander, colíder de la colocación de la ampliación de capital del Popular, se ha visto sorprendido por la demanda de títulos.
  • Al parecer, ha primado la capacidad de generación de fondos del banco sobre el demoledor informe de Oliver Wyman.

Mañana del martes, 4 de diciembre. A tan sólo un día para que finalice la ampliación de capital de 2.500 millones de euros del Banco Popular, fuentes de la operación han asegurado a Hispanidad que el Banco Santander no tiene ningún interés en hacerse con la entidad de Ángel Ron. Queda así desmentido el rumor más intenso que circulaba por la city madrileña durante esta mañana de martes.

El rumor tenía su fundamento: el banco de Emilio Botín (en la imagen), colíder de la colocación de la ampliación, y asegurador de la misma, ha llegado a intermediar hasta un 25% del capital del Popular. Pero no, el banco cántabro no se quedará con ninguna acción del Popular.

Eso sí, el Santander se ha quedado muy sorprendido por la gran cantidad de demanda de títulos, señal clara de que entre los accionistas ha primado la capacidad que tiene el Popular para generar fondos sobre el demoledor informe de Oliver Wyman, origen de toda esta historia. Al final, lo que ha salvado al Popular es su red, su plantilla, su capacidad para generar fondos.

Miriam Prat

[email protected]