• La teleco quiere vender sus antenas de telefonía móvil en España.
  • Podría ingresar cerca de 800 millones de euros.
  • Para Abertis sería una ocasión inmejorable para crecer en el negocio en España y cerrar la puerta a los gigantes internacionales del sector.

Orange España quiere vender sus antenas de telefonía móvil. Se trata de unas 9.400 antenas, que son las que controla totalmente y que representan el 53% de la red que posee en nuestro país. La teleco podría ingresar cerca de 800 millones de euros, un buen pellizco que le abriría la puerta a otras operaciones.

Por ejemplo, podría facilitar la compra de Jazztel, cuya valoración en bolsa ronda los 2.300 millones de euros. La operación de la filial española de Orange le permitiría mantenerse en la carrera de las ofertas convergentes en nuestro país y no descolgarse de Telefónica y Vodafone. El interés de la compañía que preside Jean Marc Vignolles (en la imagen) es importante, aunque no comprará a cualquier precio. En todo caso, la entrada de 800 'kilos' podría ser un empujón.

La otra alternativa que maneja Orange España es seguir con el despliegue de su propia red de fibra óptica. Sin duda, la liquidez obtenida por la venta de las antenas de móvil sería un impulso para acelerar dicho despliegue y adelantar su objetivo de llegar a dos millones de hogares en junio de 2016.

Paralelamente a estas dos opciones, Orange aprovecharía la venta de las antenas para ahorrar costes y mejorar la rentabilidad, según publica Expansión.

En el lado comprador está Abertis. Su consejero delegado, Francisco Reynés, ha mostrado su interés por este negocio en reiteradas ocasiones. De hecho, en 2012, la compañía compró 1.000 antenas a Telefónica y un año después, en 2013, se hizo con otras 4.200, hasta entonces en manos de Telefónica y Yoigo. Su apuesta en el negocio es clara y no sólo en España. Su estrategia incluye todo el continente europeo. en este contexto, se enmarca la compra, en mayo pasado, de 306 antenas en Italia.

Además, con la compra de las torres de Orange, Abertis cerraría la puerta a los grandes del sector, que podrían irrumpir con fuerza en nuestro país. Entre ellos están las norteamericanas American y Crown Castle, y la francesa TDF.

Pablo Ferrer

[email protected]