• Entonces, ¿habrá 2 Ceos en ACS Sí.
  • Eso ocurrirá dentro de uno o dos años, cuando el actual consejero delegado de Hochtief y Leigthon concluya su trabajo al frente de la filial australiana.
  • En cuanto al Castor, en ACS están seguros de que se reabrirá.
  • El grupo constructor quiere participar en la liberalización de la alta velocidad aunque el corredor que más le interesa es el de Madrid-Barcelona.
  • Y sobre INDRA, desde ACS aplauden la labor de Javier Monzón pero admiten que el Gobierno está considerando seriamente su relevo.

Para entendernos: los March, cansados de la gestión de Florentino Pérez (en la imagen, durante la junta de accionistas) al frente de ACS, quieren que Marcelino Fernández Verdes, actualmente consejero delegado de la alemana Hochtief y de australiana Leigthon, le sustituya como primer ejecutivo del grupo. Todo esto ya lo sabíamos. Fue el propio Florentino quien, en marzo de este año, afirmó que Fernández Verdes sería sus sucesor.

Sin embargo y según fuentes de la compañía, cuando Fernández Verdes vuelva a España, en uno o dos años -cuando termine su labor en Leigthon- será nombrado Ceo de ACS, pero no en sustitución de Florentino, ya que el actual presidente y Ceo del grupo seguirá siendo presidente y consejero delegado. Entonces, ¿habrá dos Ceos Sí. Ya veremos cómo funciona el tándem Florentino Pérez – Marcelino Fernández.

En cuanto al Castor, en ACS están seguros de que al final se reabrirá, aunque insisten en que la última palabra la tiene el Gobierno, que está esperando las conclusiones de varios informes de expertos internacionales. En cualquier caso, desde la constructora afirman que si se cierra definitivamente, hay un Real Decreto que establece los mecanismos de indemnización a los que tiene derecho la empresa. En definitiva, que en ningún caso ACS saldrá perjudicada.

No opina lo mismo el único accionista que ha intervenido en la junta general que el grupo ha celebrado este jueves en Madrid. Tomás Peña, ex director de contratación de Dragados, acusó a Florentino de no contabilizar la deuda de 1.681 millones de euros que acumula el almacén de gas. Según Peña, ACS debería consolidar las cuentas de Escal, la matriz de Castor, ya que posee dos tercios de la misma.

Otro asunto: la liberalización de la alta velocidad. Fuentes de la compañía confirman el interés por el corredor Madrid – Barcelona, el más goloso, aunque también insisten en que están analizando el corredor de Levante, el primero que el Gobierno abrirá al sector privado.

Y parar terminar, la situación de Javier Monzón al frente de INDRA. Recuerden que Monzón es consejero de ACS y los March son el segundo accionista de referencia de la consultora de ingeniería, con un 11,32%, sólo por detrás de la SEPI (20,14%).

Pues bien, en ACS aplauden la labor de Monzón en INDRA pero admiten, al mismo tiempo -tal y como adelantara Hispanidad-, que el Gobierno está considerando muy seriamente relevarlo.

Pablo Ferrer

[email protected]