• Una fuente fiable aseguró a Aciprensa que en sus últimos días recibió asistencia espiritual y los sacramentos.
  • Sus últimas palabras fueron: "Yo no quiero morir, por favor no me dejen morir".
  • Desde que asumió el poder en el año 1999, Chávez mantuvo constantes enfrentamientos con la Iglesia católica.
  • El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, celebrará una Misa exequial por el fallecimiento del presidente venezolano.
El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Diosdado Cabello, ha anunciado que el hasta ahora vicepresidente, Nicolás Maduro, asumirá este viernes la Presidencia interina del país caribeño por mandato del presidente, Hugo Chávez (en la imagen) tras el funeral de Estado que tendrá lugar también este viernes. Tras los funerales de hoy, se prevé también que el cuerpo del comandante sea embalsamado y trasladado al Cuartel de la Montaña, el lugar donde el líder bolivariano encabezó el golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez hace 20 años, "para que todo el mundo pueda contemplarlo como a Ho-Chi Minh, Lenin y como Mao Tse Tung", ha explicado el régimen.

Chávez también fue un hombre religioso. Una fuente fiable ha revelado a ACI Prensa desde Venezuela que el presidente Hugo Chávez murió "en el seno de la Iglesia" y aseguró que en sus últimos días recibió asistencia espiritual y los sacramentos. Además, el martes 5 de marzo, al anunciar su muerte en un mensaje a la nación, el vicepresidente Nicolás Maduro afirmó que Chávez murió "aferrado a Cristo". La fuente informó a ACI Prensa que en las últimas semanas, el fallecido mandatario solicitó asistencia pastoral e incluso pudo recibir los sacramentos.

Desde que asumió el poder en el año 1999, Chávez mantuvo constantes enfrentamientos con la Iglesia Católica por los pronunciamientos críticos de los obispos contra los riesgos y excesos de su proyecto socialista. En el año 2002, Chávez acusó al Episcopado venezolano de ser un "tumor" para su proceso revolucionario y exigió al Vaticano no intervenir en los asuntos internos del país.

Pese a todo ello, el arzobispo de Caracas (Venezuela), cardenal Jorge Urosa Savino, celebrará una Misa exequial en Roma este viernes 8 de marzo por el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, informaba Aciprensa. Además, el Colegio de Cardenales envió un telegrama al vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el que expresan sus condolencias por el fallecimiento del presidente Hugo Chávez, según la misma agencia.

También se ha sabido que Chávez dijo, antes de morir: "Yo no quiero morir, por favor no me dejen morir". Así vivió sus últimas horas de su enfermedad el presidente venezolano Hugo Chávez, según indicó el jefe de la guardia presidencial, general José Ornella, según publica el diario argentino 'La Nación'. "Sufrió bastante. Nosotros que estábamos al lado…sufrió mucho esa enfermedad. Y bueno, la historia la escribiremos y algún día alguien escribirá y algún día el médico escribirá", agregó.

El hombre es religioso por naturaleza y los hombres tenemos deseos de inmortalidad. Se ha demostrado, una vez más, en el caso de Hugo Chávez.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]