La vicepresidenta afirma que CIU y ERC pierden el tiempo y el dinero de los ciudadanos con el intento de convocar el referéndum

Anuncia que tomará las medidas necesarias.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha mostrado el rechazo frontal del Gobierno al borrador de la declaración soberanista que CIU y ERC tiene previsto presentar a votación el 23 de enero.

Ha afirmado que el texto del pronunciamiento es "inconsistente e incoherente", amén de ser ilegal. Ha advertido que el Gobierno tomará las medidas necesarias para hacer cumplir la ley si sigue adelante la propuesta secesionista, aunque no ha precisado cuándo. Lo cierto es que todavía están abiertas las puertas para el diálogo, pero "no se puede negociar sobre la Constitución porque es de todos los ciudadanos", ha aclarado Sáenz de Santamaría.

Respecto a las esperanzas de los independentistas de integrarse en Europa, ha dicho que "ningún Gobierno respalda declaraciones de soberanía" como el texto propuesto por CIU, que define Catalunya como "sujeto político y jurídico soberano".

El Gobierno cumplirá y hará cumplir las leyes, ha afirmado Soraya, muy renuente en todo momento a explicar si se interpondrá un recurso de inconstitucionalidad el día 23. "Habrá que analizar el resultado final de la declaración", ha señalado. También ha criticado a Artur Mas por no haber sabido acepar la voluntad de los catalanes, que con su votación en las últimas elecciones han demostrado que pierden confianza en él. "Ha fracasado", ha afirmado.

Además le ha atacado por no preocuparse de los verdaderos problemas de los ciudadanos. "Por encima de los gobiernos están los ciudadanos, unos ciudadanos que en Catalunya -y en España- viven una crisis muy larga y muy dura. Y la inestabilidad les perjudica porque (en el Govern) gastan tiempo y dinero de los ciudadanos en iniciativas que saben que, con arreglo a la Constitución, no pueden prosperar y tendrán que dar muchas explicaciones a los catalanes, sobre todo a los que están en el paro".

En relación al Caso Pallerols y la postura del Gobierno sobre Durán i Lleida, el miembro más moderado de CIU, ha manifestado: "no entraremos en procesos judiciales. Las responsabilidades políticas las deben tomar los propios miembros del partido".

Sara Olivo

[email protected]