• El religioso se sorprende de la repercusión mediática del sacrificio de 'Excalibur', el can de la enfermera contagiada por el ébola.
  • "En Sierra Leona mueren niños a racimos", cuenta el misionero español, en contacto con infectados del virus.
Una treintena de agentes de Policía Nacional y Policía Local de Alcorcón han empezado a las 12.15 horas de esta mañana a desalojar al medio centenar de personas que se concentraban desde primera hora de esta mañana para evitar que se sacrifique a 'Excalibur', el perro de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola.

Y es que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decretado mediante una orden judicial sacrificar al perro de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola para evitar así posible riesgo de contagio.

En Onda Cero, el misionero español José Luis Garayoa, en Sierra Leona, ha puesto las cosas en su sitio al destacar que "alucina" con la información que le llega desde España. "Con todo el cariño que le tiene a los perros, ya quisiera yo que le diéseis el mismo protagonismo a los niños que se mueren tirados en el suelo en el Hospital del Gobierno", ha afirmado el misionero agustino.

"Mueren niños a racimos". El misionero, que está en contacto con infectados con el virus del ébola, denuncia el enfoque del tema frente a los terribles datos de las consecuencias de la enfermedad. Sólo el fin de semana pasado murieron 127 personas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]