• El presidente de la patronal madrileña (CEIM) considera que, si no termina el ajuste fiscal, la recuperación económica no se producirá.
  • Además, el aspirante a la reelección en CEIM incide en el enfrentamiento entre el Gobierno Rajoy y el Ejecutivo madrileño, a costa de atacar la asfixiante política fiscal de Rajoy y aplaudir la política de Ignacio González.
  • Su competidor electoral, Hilario Alfaro, trata de desprestigiar al Grupo Cantoblanco como empresario pero lo cierto es que está a punto de reconvertir el grupo.
  • Además, siempre con el apoyo de la Comunidad  de Madrid, la Cámara de Comercio de la capital se dispone a entrar en el microcrédito (entre 50.000 y 100.000 euros para jóvenes emprendedores).

Genio y figura hasta la sepultura. El presidente de la patronal madrileña, CEIM, así como de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández (en la imagen), se ha pasado en el Foro de la Nueva Economía con una crítica durísima al Gobierno Rajoy, a costa de la 'contrarreforma' de la Seguridad Social, decretada por el Gobierno en diciembre, por cierto, perpetrada por la puerta de atrás. Una medida que aumenta los impuestos laborales en todo lo referido a los pagos en especie, al tiempo, y esto no es menos importante, que aumentan las cuotas para los autónomos-administradores, es decir, para los emprendedores, es decir, para la única salida al paro en España: el autoempleo. 

Para Fernández, la cosa está clara: si la reforma fiscal que anuncia el ministro Cristóbal Montoro no termina con el "ajuste fiscal" al que nos ha sometido el PP, la incipiente reactivación económica se quedará en agua de borrajas.

Arturo Fernández habló durante la mañana del martes en el Foro de la Nueva Economía. Y sus críticas al Gobierno Rajoy inciden en el enfrentamiento, cada día más abierto, entre el Gobierno central y el de Ignacio González, en la Comunidad de Madrid. Fernández insiste en que el Ejecutivo madrileño es muy bueno porque baja los impuestos y el Ejecutivo nacional no lo es porque los ha subido y se resiste a bajarlos. Probablemente en Génova no hayan gustado mucho las palabras del empresario del Grupo Cantoblanco.

Y hablando de Cantoblanco, según Fernández, propietario y presidente del conglomerado, el Grupo ha vivido, en sus 100 años de historia, momentos mejores, peores... y el de 2013. Es decir, el peor de todos. Su competidor en las próximas elecciones para la presidencia de la patronal madrileña, CEIM, insiste en que una persona como Fernández, con dificultades en su grupo e imputado por el caso Bankia, no debe presidir la CEIM. Y en esto conviene decir dos cosas:

1.- Como ya adelantara Hispanidad, Cantoblanco está a punto de cerrar, tanto la refinanciación del Grupo como su reconversión. Es cierto que a costa de perder la mayoría pero seguirá siendo el presidente.

2.- Como baza electoral, Fernández se ha lanzado -desde la Cámara de Comercio de Madrid, que asimismo preside- a dos aventuras: controlar IFEMA -le puede salir bien, con el apoyo de la Comunidad y ante la negativa del Ayuntamiento- y, también desde la Cámara, se dispone a inaugurar el microcrédito para emprendedores. En otras palabras, la Cámara se convertiría, con el apoyo de Avalmadrid (Comunidad) en avalista de emprendedores con créditos de entre 50.000 y 100.000 euros.

Eulogio López

[email protected]