Triplica su resultado por la venta de dos concesiones, pero el EBITDA sigue subiendo

 

El plan de Acciona era abandonar la construcción, un sector en decadencia, para aproximarse a las renovables. La estrategia va dando resultados y la compañía sufre menos que las constructoras tradicionales.

Entre enero y septiembre de este ejercicio, la venta de dos concesiones en Chile y aparcamientos permite triplicar el beneficio con respecto al mismo período de 2010 y alcanza los 314 millones de euros. Aún así, el negocio recurrente de la compañía funciona por sí solo. Sus ventas crecieron un 5% y su EBITDA ascendió un 14,8% con respecto a septiembre de 2010.

Acciona incrementó la deuda financiera neta de 6.587 millones de euros hasta los 6.886 millones de euros en los últimos nueve meses. Por ello el ratio de apalancamiento financiero pasa del 109% al 118%.

Mariano Tomás

[email protected]