Sobre todo por el aumento, hasta septiembre, del superávit en bienes y servicios, que pasa de 21.500 a 27.000 millones. La balanza de pagos por cuenta corriente acumuló un superávit de 14.000 millones de euros hasta septiembre, lo que supone casi el doble respecto a los 7.700 millones registrados en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con el avance mensual publicado hoy por el Banco de España. Esta evolución de la balanza de pagos por cuenta corriente (que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior) se explica por el aumento del superávit en bienes y servicios, que pasó de 21.500 a 27.000 millones. Asimismo contribuyó la disminución del déficit de las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y transferencias corrientes) que se redujo de 13.800 a 13.000 millones de euros. Dentro de bienes y servicios, la aportación de la balanza de turismo y viajes aportó un saldo también positivo de 28.800 millones, 300 millones más que un año antes. En términos acumulados de doce meses, la economía española registró en agosto una capacidad de financiación por importe de 26.800 millones, frente a los 21.700 acumulados en el conjunto de 2015. José Ángel Gutiérrez [email protected]