• En concreto, la capitalización de la eléctrica asciende a 40.278 millones y la del banco, a 74.203.
  • Botín se llevó además 2,52 millones para su sistema de ahorro, por lo que su retribución total fue de 9,89.
  • Ella y el resto de ejecutivos del Santander (Álvarez, Echenique y Rodríguez) rebajaron sus sueldos.
  • Más suerte tuvieron algunas consejeras, como Sol Daurella (191.000 euros) y Belén Romana (219.000).
  • En Iberdrola, destacar los 311.000 euros del exministro Ángel Acebes o los 286.000 de Braulio Medel.
  • Por su parte, en Caixabank, que vale 19.553 millones, el Ceo, Gonzalo Gortázar, se llevó 2,52 millones.
Estos días, la CNMV es un hervidero de resultados anuales de 2016 y de informes de remuneraciones, pues el plazo para que las cotizadas los presenten se acaba. Claro que los sueldos del Ibex siempre traen algunas paradojas, como que Ignacio Sánchez Galán (en la imagen junto a Ana Botín) cobró 9,35 millones de euros y Ana Botín 7,37 millones… y eso que Iberdrola vale casi la mitad que el Santander. En concreto, la capitalización de la eléctrica asciende a 40.278 millones, mientras que la del banco es de 74.203. Claro que Ana Botín no sólo recibió 7,37 millones (5,35 millones en metálico y 2,022 en acciones), sino que también se aportaron 2,521 millones a su sistema de ahorro a largo plazo. De esta manera, su retribución total fue de 9,89 millones. Además, hay que destacar que en dicho plan de pensiones ya tiene 43,156 millones acumulados. Eso sí, la presidenta y el resto de consejeros ejecutivos del Santander recibieron algo menos que en 2015. El Ceo, José Antonio Álvarez, cobró 6,079 millones, a los que se añadieron 2,249 millones para su sistema de ahorro. Mientras, dos de los cuatro vicepresidentes, Rodrigo Echenique y Matías Rodríguez, se llevaron 3,824 millones y 4,629. Curiosamente, otro de los consejeros (en este caso, dominical) que sufrió una ligera rebaja fue el hermano de la presidenta, Javier Botín, que pasó de 120.000 euros a 115.000. También cobraron menos algunos consejeros independientes, como la exministra Isabel Tocino (442.000 euros) y el empresario Juan Miguel Villar Mir (235.000). Pero más suerte tuvieron las independientes Sol Daurella, presidenta de la 'megaembotelladora' europea de Coca-Cola, con 191.000 en vez de 183.000; y Belén Romana, expresidenta de la SAREB (219.000 en lugar de 5.000). Pasemos a Iberdrola. Sánchez Galán ha cobrado 9,35 millones, algo menos que el año pasado, cuando recibió 9,5 millones, normal que admita todo menos un 'delfín', como le piden los fondos (por cierto, el de Qatar ha rebajado levemente su participación del 9,7% al 8,5%). De esta cifra, 6,154 millones han sido en metálico y 3,197 millones en acciones (tercera y última liquidación del bono estratégico 2011-2013), además de luz gratis. Los consejeros mejor pagados de la eléctrica, con más de 500.000 euros, han sido: Georgina Kessel, Inés Macho y Samantha Barber. También destacan los 311.000 euros del exministro Ángel Acebes, los 300.000 de Íñigo Víctor de Oriol o los 286.000 de Braulio Medel (expresidente de Unicaja, presidente de su fundación e investigado por los ERE de Andalucía) que cobró 2.000 euros más. Por su parte, en Caixabank el panorama de remuneraciones es muy distinto al de Santander e Iberdrola. Se trata de una entidad que vale 19.553 millones y eso se nota en sus sueldos. El Ceo, Gonzalo Gortázar, se llevó 2,52 millones, ligeramente por debajo de los 2,575 millones de 2015, y sumó 255.000 euros a su sistema de ahorro, en el que ya acumula 2,682 millones. Le siguió el vicepresidente, Antonio Massanell, con 1,388 millones y 100.000 para su sistema de ahorro, donde ya tiene 13,432 millones. Mientras, el expresidente de la entidad (puesto que dejó en junio) y actual presidente de la fundación bancaria y de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, cobró 579.000 euros. Mientras, su sucesor, Jordi Gual, que asumió el mando en septiembre, recibió 340.000. Notables diferencias entre las tres cotizadas, como ven. Cristina Martín [email protected]