• Y eso que la prima de riesgo española supera los 150 puntos por primera vez desde agosto.
  • Grecia y acreedores fracasan en su "último intento" de sellar un acuerdo.
  • Tsipras dice que esperará a que los acreedores adopten una postura realista.
  • La Bolsa de Atenas se desploma más de un 6% tras fracasar una nueva ronda de contactos sobre Grecia.
El nuevo intento para romper el bloqueo en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores internacionales fracasó el domingo, mientras Atenas se acerca más a una suspensión de pagos que amenaza su permanencia en el bloque. Grecia debe pagar 1.600 millones de euros al FMI a finales de mes o se arriesga a caer en impago de su deuda. Los responsables de la Unión Europea culparon a Atenas por el fracaso en las negociaciones. Y Atenas reiteró que no va a ceder a las demandas de que recorte sueldos y jubilaciones. Aunque Tsipras dijo: "Vamos a esperar pacientemente hasta que las instituciones accedan al realismo", agregó. Pero, ¿cómo afecta el caso griego a España? El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, González Pons, sostuvo recientemente que "no cabe pensar en una quita de deuda a Grecia". Y añadió que cuando peor estaba, España prestó al país heleno 26.000 millones de euros. "26.000 millones les dimos los españoles. No soy partidario de que no los paguen. Soy partidario de que los devuelvan. Los seguimos necesitando". Sin embargo, un 65% de los españoles cree que España debe esperar a que la situación en Grecia mejore para solucionar el problema de la deuda externa e incluso un 9 por ciento cree que debe condonar esa deuda, una posición mayoritaria que coincide con la de Francia y la del resto de potencias del sur de Europa, según el último barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE), informó Efe. Ahora bien, la situación griega a está costando dinero a España. Por ejemplo, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se ha situado por encima de los 150 puntos básicos por primera vez desde el pasado mes de agosto después de que fracasará la nueva ronda de contactos que han mantenido este domingo Grecia y sus acreedores. En concreto, el diferencial entre el bono español a diez años y el 'bund' ha llegado a alcanzar este lunes los 159,5 puntos básicos en comparación con los 145 puntos básicos en los que comenzó la primera sesión de la semana. La rentabilidad del bono español a diez años, que abrió la jornada en el 2,334%, ha llegado a alcanzar un máximo intradiario de 2,366%. Y, hablando de índices, la Bolsa de Atenas registraba este lunes en las primeras horas de cotización una caída de más del 6% después de que fracasará la nueva ronda de contactos que han mantenido este domingo Grecia y sus acreedores y a la espera de la reunión del Eurogrupo del próximo jueves. En concreto, el selectivo ateniense se dejaba en torno a las 10.00 hora española un 6,24%, al caer 774,46 puntos en los que cerró el viernes hasta los 726,11 puntos. Durante la sesión el indicador heleno ha llegado a descender un 6,71%. Andrés Velázquez [email protected]