La vicepresidenta primera de Gobierno recuerda que los "beneficiados" por Griñán tendrán que pagar un justiprecio del 25%, cosa que no ocurre con el Decreto del Gobierno

La vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recurrido al sentido común y a todos sus conocimientos de Derecho para demostrar que la Ley andaluza de expropiaciones es mala e ilegal.

Como en todas las expropiaciones, la vicepresidenta ha recordado, durante la rueda de prensa celebrada este viernes tras el Consejo de Ministros, que los "beneficiados" por Griñán tendrán que pagar el 25% de justiprecio, lo que no ocurre en el decreto de desahucios diseñado por el Gobierno.

Ya en el corrillo posterior a la rueda de prensa, Sáenz de Santamaría ha señalado que el procedimiento burocrático para proceder a una expropiación es muy largo y costoso, y además tiene entendido que el gobierno andaluz dispone de miles de viviendas en régimen de protección oficial sin habitar, con lo cual no tiene mucho sentido expropiar a los bancos, si no aprovechas primero tu propio parque de viviendas.

No presentará, de momento, recurso de inconstitucionalidad, ni siquiera ha hablado de ello, pero los expertos de Fomento y Justicia están estudiando el controvertido decreto ley andaluz.

Sara Olivo

[email protected]