El juzgado mercantil número 8 de Madrid ha dispuesto, que la empresa Pernord Ricard, debe retirar el cartel de su marca Ballantine's de un edificio del centro de Madrid, al juzgar que se trata de "publicidad ilícita". La demanda fue interpuesta por la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC).

La sentencia asevera que  el anuncio está expuesto para que el público lo vea desde la calle y esto lo convierte en publicidad exterior.

En su razonamiento, la AUC recuerda que la Ley General de Publicidad "prohíbe las comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas de más de 20º en aquellos lugares en los que esté prohibida su venta y consumo. Por su parte, la legislación madrileña sobre drogodependencias, prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública".

Por otra parte, el ministro indio de telecomunicaciones, Kapil Sibal, controlará los contenidos de las redes sociales. Ya no se trata de la petición de retirar contenidos polémicos. Ahora ha exigido a las redes sociales, Facebook, YouTube y Google que practiquen la censura previa y paralicen la publicación en Internet de contenidos que, a juicio de las autoridades indias, sean blasfemos o hirientes.

Sibal ha anunciado que su gobierno divulgará unas normas que regulen los contenidos en Internet. El ministro ha reconocido que su Gobierno está muy alarmado por la publicación de contenidos blasfemos en la web, "que hieren los sentimientos de la gente, especialmente en las comunidades religiosas" y que no está dispuesto a seguir consintiéndolo.

Recientemente, el mismo ministro, ordenó retirar imágenes de Google, Facebook, YouTube. Ahora Sibal ha reconocido que había tenidos contactos con estas grandes empresas de Internet para que crearan un filtro que impidiera la publicación de contenidos que pudieran crear tirantez en la sociedad. Sibal también ha reconocido que las empresas se habían mostrado contrarias a esta medida que, según el Gobierno, no es censura. "Este Gobierno no cree en la censura", declaró Sibal. "Nosotros no queremos cerrar esas compañías, pero sí queremos que haya una guía de los contenidos que se pueden subir a Internet".

Clemente Ferrer
[email protected]