El Gobierno de Rusia ha anunciado este martes la retirada de parte de las tropas desplegadas cercas de la frontera con Ucrania tras finalizar las maniobras que estaban llevando a cabo en la zona, ante el repunte de las tensiones con el país vecino durante los últimos meses.

Las unidades del Ejército ruso comienzan a volver a sus bases tras finalizar las maniobras militares, anunció el Ministerio de Defensa del país, informa Sputnik.

"Los destacamentos de los distritos militares Sur y Oeste que cumplieron sus misiones se preparan este martes [15 de febrero] para volver a sus bases en trenes y vehículos portatropa", dijo el portavoz de la institución, Ígor Konashénkov, en una comparecencia ante la prensa.

Los militares de Rusia participan del 10 al 20 de febrero en las maniobras conjuntas 'Resolución Aliada' en Bielorrusia con sus pares de ese país en el que se ejercitan en responder a agresiones del exterior. Los simulacros se llevan a cabo en medio del aumento de la tensión entre Moscú y Washington por Ucrania y la concentración de las tropas estadounidenses en los países limítrofes con Rusia, añade Sputnik.

Los simulacros se llevan a cabo en medio del aumento de la tensión entre Moscú y Washington por Ucrania y la concentración de las tropas estadounidenses en los países limítrofes con Rusia

"Los agregados militares de las embajadas extranjeras en la República de Bielorrusia, así como representantes de los medios de comunicación, han sido invitados para presenciar las maniobras prácticas en calidad de observadores", dijo a los periodistas el portavoz del organismo, general mayor Ígor Konashénkov.

El representante de Defensa señaló que las tropas aeromóviles y las unidades del Distrito Militar Este de Rusia implicadas en ese simulacro "se capacitan para repeler, en cooperación con las Fuerzas Armadas de Bielorrusia, una agresión contra el Estado de la Unión [de Bielorrusia y Rusia] mediante una operación defensiva".

En las últimas semanas el presidente estadounidense, Joe Biden, envió toneladas de armas a Ucrania con el argumento de un supuesto plan de incursión por parte de Rusia, algo que desde Moscú calificaron de "totalmente absurdo”, recuerda Sputnik.