La verdad es que el Partido Socialista Francés (PSF) se parece mucho al PSOE. Benoit Hamon (en la imagen), el vencedor de las primarias, es calcadito a Pedro Sánchez. Le dejas sólo en un partido y te lo dividen en un par de meses. Suele gustar a los militantes y ser odiado por los votantes, que también en esto se parecen el español y el francés. Ecologista, abortista, feminista. Es un rojo que le ha ganado las primarias del partido socialista al masoncete Manuel Valls. No cabe la menor duda: el Partido Socialista Francés como el español, tiene tendencias suicidas… y tiende a la desaparición. Hispanidad redaccion@hispanidad.com