Kellogg ganó 748 millones de dólares (735 millones de euros) hasta junio, en línea con el resultado del mismo periodo del año anterior. Mientras que las ventas llegaron a los 7.536 millones de dólares (7.410 millones de euros), un 5,6% más, ha informado la compañía agroalimentaria estadounidense.

En cuanto al segundo trimestre, tuvo un beneficio neto atribuido de 326 millones de dólares (320 millones de euros), un 14,2% menos. Mientras que las ventas sumaron 3.864 millones de dólares (3.799 millones de euros), un 8,7% más que en el segundo trimestre de 2021.

"Nuestro desempeño en el segundo trimestre volvió a demostrar la solidez de nuestra cartera a través de un entorno de suministro y costes inusualmente desafiante", dijo Steve Cahillane, presidente y consejero delegado de la compañía.

Por otro lado, la empresa ha revisado sus previsiones anuales y ahora espera un crecimiento de las ventas netas del 7% al 8%, cuando previamente esperaba 4%, como reflejo de la mejor evolución en el primer semestre.

"Nuestra perspectiva mejorada para todo el año incorpora no solo nuestros mejores resultados de lo esperado de la primera mitad, sino también la confianza en nuestra capacidad para continuar administrando los desafíos actuales de suministro y costes", añadió Cahillane.