No es ningún secreto que Seat ha puesto sus ojos en China. De hecho, lo confirmó el propio CEO de la matriz (grupo Volkswagen), Herbert Diess, hace dos meses en la presentación de resultados en la planta de Martorell, cuando señaló que Seat tiene una gran oportunidad en el gigante asiático. Y dentro de esta línea, ahora se trae al alemán Carsten Isensee como vicepresidente ejecutivo de Finanzas, cargo que ocupará a partir del próximo 1 de junio.

Isensee (59 años) lleva trabajando en el grupo Volkswagen desde 1987, desempeñando distintos puestos del área financiera en Alemania, Eslovaquia, Sudáfrica, Brasil y China. Precisamente, en este último país y desde 2014, ejerce como vicepresidente ejecutivo de Finanzas del grupo Volkswagen. Ahora pasará a tener dicho cargo en Seat, sustituyendo al también alemán Holger Kintscher, quien ocupaba la silla desde el 1 de abril de 2010 y ahora pasará a ser responsable de Finanzas e IT (Tecnología de Información) en la filial de vehículos comerciales del grupo Volskwagen.

Isensee sustituye a Kintscher, que pasa a la filial de vehículos comerciales de Volkswagen, tras su buen hacer en el cambio de rumbo de Seat

Cambios que entran dentro de la normalidad del grupo, según fuentes de Seat, pues todos vicepresidentes suelen cambiar de cargo cada cierto tiempo. El presidente de Seat, el italiano Luca de Meo, ha destacado que están “muy satisfechos” con el fichaje de Isensee, pues considera que “su experiencia internacional y su profundo conocimiento del grupo aportará un nuevo punto de vista para continuar construyendo sobre los sólidos cimientos financieros asentados por su predecesor”. Asimismo, ha destacado que Kintscher “ha sido una pieza fundamental en el cambio de rumbo de Seat”, le deben gran parte del éxito (buenos resultados con récords incluidos), y “también ha trabajado para crear las condiciones que lo hagan sostenible en los próximos años”. 

Paralelamente, el interés en el gigante asiático también quedó patente hace unos días, cuando se reforzó la estrategia para iniciar operaciones, tras la visita de una delegación del Gobierno chino a Martorell y la reunión con los socios de la joint venture JAC Volkswagen (que incluye a Seat y trabaja en impulsar el coche eléctrico). La delegación estuvo encabezada por el gobernador de la provincia de Anhui, Li Jinbin; y Ling Yun, la alcaldesa de Hefei, la capital de la provincia donde está la sede de JAC. A estos les acompañaron Diess y De Meo; así como el CEO del grupo Volkswagen en China, el alemán Stephan Wöllenstein (cargo que ocupa desde el 1 de febrero) y el presidente de JAC, An Jin. “La firma de este acuerdo es un nuevo paso adelante en el plan estratégico para la globalización de Seat. Con la introducción en China, impulsamos el futuro de la compañía y, al mismo tiempo, de la movilidad eléctrica”, subrayó Luca de Meo.