• El muy progresista New York Times rectifica una información donde apuntó que la inteligencia estadounidense aseguraba que la interferencia rusa era un hecho.
  • Refirió una evaluación realizada por cuatro agencias de inteligencia sobre los ataques de 'hackers' durante las elecciones.
  • Evaluación que, por cierto, fue rechazada por las 17 organizaciones de la comunidad de inteligencia de EEUU.
  • Y mientras, el mediáticamente denostado Trump gana respaldo: al 39% en general y al 87% entre los republicanos, según Gallup.
  • La mitad de los estadounidenses apoya su labor en terrorismo, economía e inmigración y el 34% aplaude su relación con los medios.
  • Y eso a pesar de la campaña contra el presidente: muchos usuarios piden a Twitter que suspenda la cuenta de Trump tras su 'combate' virtual con la CNN.
La nueva versión de la comedia bélica ¡Qué vienen los rusos! que muchos pusieron en marcha tras la victoria electoral de Donald Trump (en la imagen) se va quedando sin efecto, desmontándose así la trama que vinculaba a Rusia con el presidente de EEUU. Y es que poco a poco se van revelando distintas muestras de manipulación en los medios que colaboran con el golpe de Estado civil. La penúltima la ha protagonizado hace unos días el New York Times, que junto a la CNN y al Washington Post -todos seguidores del Nuevo Orden Mundial (NOM)-, es uno de los principales tejedores de la campaña contra Trump. En concreto, ha rectificado una información donde apuntó que la inteligencia estadounidense decía que "la interferencia rusa es un hecho, no una opinión". El New York Times refirió una evaluación hecha por cuatro agencias de inteligencia (la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, la Agencia Central de Inteligencia, la Oficina Federal de Investigación y la Agencia de Seguridad Nacional) sobre los ataques de hackers durante las últimas elecciones presidenciales. Evaluación que, por cierto, fue rechazada por las 17 organizaciones de la comunidad de inteligencia de EEUU. Es decir, que la pompa se volvió a pinchar y no hay nada relevante, sino más bien una historia inventada y un engaño en la trama Rusia-Trump, como reconoció un productor de la CNN. Y mientras, Trump gana respaldo: sube del 37% al 39% en términos generales y al 87% entre los republicanos, según Gallup. Asimismo, la mitad de los estadounidenses apoya su labor en terrorismo (concretamente un 46%), economía (45%) e inmigración (40%) y el 34% aplaude su relación con los medios. Y todo ello a pesar de la campaña contra el presidente de EEUU. Ahora muchos usuarios piden a Twitter que suspenda la cuenta de Trump tras su 'pelea' con la CNN. Pero ojo, porque si logran que el golpe de Estado civil triunfe y se destituya al magnate, la democracia se convertirá en una farsa porque Trump, a pesar de su grosería en algunas ocasiones, fue elegido por la mayoría de los ciudadanos estadounidenses. Esto no es baladí y menos este 4 de julio, día en que EEUU celebra su independencia, porque si la democracia estadounidense se convierte en una farsa, sucederá lo mismo en todo el mundo y acelerará es Tercera Guerra Mundial por trozos como dice el Papa Francisco en la que estamos inmersos. Cristina Martín [email protected]