• La ministra de Agricultura, Pesca, Medio Ambiente y Alimentación critica que el Plan Hidrológico del Gobierno de Aznar fue sustituido "por nada" por el Gobierno socialista zapateril.
  • "Hay que planificar y seguir invirtiendo en infraestructuras hidráulicas", ha abogado.
  • Ha explicado que en España se tiene la ley de aguas más compleja de la UE y que "hay un plan hidrológico para conocer las capacidades de cada río".
  • Y ante la sequía severa que sufre España "tendría que haber mayores restricciones de agua en la agricultura" con el fin de que a la población no le falte el suministro.
La ministra de Agricultura, Pesca, Medio Ambiente y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha estado hoy en la COPE donde ha dado un repaso a la situación de sequía que hoy vive España. La ministra insiste en que el problema del agua es complejo y ha llamado a la concienciación ciudadana. "Hay que planificar y seguir invirtiendo en infraestructuras hidráulicas". "Cada gota que ahorremos hoy, es una gota más que tendremos a nuestra disposición cuando la necesitemos". Ha explicado que en España se tiene la ley de aguas más compleja de la UE y que "hay un plan hidrológico para conocer las capacidades de cada río". También ha criticado que el Plan Hidrológico establecido por el gobierno de Aznar fuera sustituido "por nada" por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. "Hubo una falta de planificación absoluta en ese tiempo", ha advertido. Otro de sus mensajes ha sido que ante la sequía severa que sufre España "tendría que haber mayores restricciones de agua en la agricultura" con el fin de que a la población no le falte el suministro. En esta línea la ministra ha explicado que dadas estas circunstancias, se están disminuyendo las hectáreas de regadío. "Las Confederaciones Hidrográficas están en permanente contacto con los agricultores y les comunican el agua que tendrán a su disposición para que puedan planificarse". Este año, ha señalado, "en algunas zonas, la dotación asignada es menor a la superficie de regadío y por tanto han tenido que establecer cultivos que consuman menos agua o plantar menos hectáreas de las que habituales". Tejerina ha explicado que existen medidas para paliar los efectos económicos de la sequía sobre los agricultores, como el adelanto de ayudas, -más de 3.000 millones de euros-, seguros agrarios o financiación. Isabel García Tejerina ha insistido también en que "hay que seguir invirtiendo en infraestructuras hidráulicas como embalses o en la modernización de regadíos. Gracias a lo último se han ahorrado "más de 1000 hectómetros cúbicos al año", ha apuntado. José Ángel Gutiérrez [email protected]