El Corte Inglés (ECI) entra en el negocio del outlet para rentabilizar los centros de periferia. Se trata de un nuevo modelo que pone en marcha para reducir costes, y que arrancará en el centro de Arroyosur (Leganés, Madrid), pero que, además, corre paralelo a la venta de inmuebles que los grandes almacenes quieren llevar a cabo con el fin de recortar deuda.

Como saben, la especialidad de ECI son los centros situados en ubicaciones céntricas de las ciudades, pero con el boom inmobiliario, su entonces presidente, Isidoro Álvarez, se lanzó a abrir centros en todos los lugares, también en las periferias, aunque la cosa no fue del todo bien. Un símbolo de este fracaso es el centro de Arroyosur, pues en sus alrededores iba a haber un gran programa de actuación urbanística (PAU) dando lugar a una gran cantidad de viviendas, sin embargo, la crisis económica frustró la operación y hoy no hay nada, salvo un polígono y un parque en sus inmediaciones, sin la afluencia de gente que esperaban.

En Arroyosur se invirtieron 200 millones de euros, siendo el centro más grande del grupo en España, pero el esfuerzo no ha tenido recompensa: hoy está en pérdidas

En Arroyosur se invirtieron 200 millones de euros, siendo el centro más grande del grupo en España (superficie de unos 170.000 metros cuadrados), y se crearon 1.526 empleos. Además, se calculó un área de influencia entre las poblaciones de Leganés, Fuenlabrada y Getafe de un millón de personas (a pesar de la cercanía de los centros del Bercial, Parquesur y San José de Valderas), pero tanto esfuerzo no se vio recompensado: hoy está en pérdidas. Y como los grandes almacenes necesitan sí o sí reducir costes, un plan para el que han fichado a la firma A. T. Kearney, han decidido convertirlo en un outlet.

Y, para ello, tomaron como ejemplos los outlets de Las Rozas Village (Madrid) y La Roca Village (Barcelona). En concreto, se trata de ropa de otras temporadas a precios más baratos, un modelo de negocio que cuenta con grandes márgenes, y que incluso puede ser de lujo, con el que buscan atraer, sobre todo, a los turistas asiáticos que llegan al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas.

Para este nuevo modelo tomarán como ejemplos los 'outlets' de Las Rozas Villaje (Madrid) y La Roca Village (Barcelona)

Como saben, hablar de cierre de centros en El Corte Inglés es un tema tabú y entrar en el negocio del outlet puede ser una solución para rentabilizar los centros de periferia. Asimismo, también se baraja la idea de convertir alguno en centro logístico o en estaciones para la venta electrónica.

Este nuevo modelo corre paralelo a la venta de inmuebles con el fin de recortar deuda, la cual cerró el primer semestre fiscal (1 de marzo al 31 de agosto de  2018) de su ejercicio en 3.652 millones de euros. El peligro es que esta operación sirva para pagar deuda, es decir, para desapalancarse, pero no para remontar el negocio. Veremos qué sucede.