• El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) consigue sacar adelante la designación de los doce nuevos magistrados, con el voto en contra de la oposición.
  • El chavismo hizo valer la norma legal que faculta a la mayoría de la mitad más uno, en lugar de dos tercios, para lass votaciones de especial relevancia.
En Venezuela se ha confirmado una vez más que el chavismo controla el poder ejecutivo, legislativo y judicial. Es decir, que bajo apariencia de democracia gobierna una dictadura encubierta.

Este domingo, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha conseguido sacar adelante la designación de los doce nuevos magistrados que componen el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) gracias a su mayoría en la Asamblea Nacional, después de que el rechazo de la oposición hubiera hecho fracasar las tres votaciones anteriores.

En las tres primeras votaciones, en las que los magistrados deberían recibir el voto favorable de dos terceras partes de la cámara, es decir, 110 diputados, el boicot de la oposición impidió alcanzar este resultado.

Así que se convocó una cuarta votación, en la que el oficialismo hizo valer la norma legal que faculta a la mayoría absoluta de la mitad más uno a zanjar el asunto de manera definitiva en una cuarta sesión, celebrada en esta jornada. Así que la designación salió adelante por mayoría simple gracias al voto favorable del oficialismo (99 votos), y dos opositores.

De esa forma, el presidente Nicolás Maduro (en la imagen) sigue los pasos dictatoriales y el fracaso en la gestión de su antecesor Hugo Chávez. Eso sí, sin su carisma.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]