• El Gobierno habla ahora de liberalizar el sector, tras abordar el déficit de tarifa mediante subidas de impuestos.
  • Y lo peor es que alguien ya ha hecho las cuentas: con el subidón fiscal tampoco se soluciona el déficit de tarifa.
  • O sea, que habrá que subir la luz a los consumidores.
  • E Ignacio Galán pide en Londres un regulador eléctrico paneuropeo.

El cabreo de las eléctricas con el Gobierno Rajoy tras la reforma energética aprobada el viernes no remite. Apostaban porque se redujeran las primas a las renovables y se aumentaron los impuestos a todos.

En la mañana del miércoles, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, desde Londres, pedía un regulador paneuropeo único en materia energética. En otras palabras, desautorizaba al regulador español, que no es otro que el Gobierno, vehiculado a través de la CNE.

No sólo eso, el problema es que cuando se coge la calculadora las cuentas no salen. En otras palabras, las medidas del Gobierno -subir impuestos a todo tipo de producción de energía, no solucionará el déficit de tarifa. Quizás por ello, el ministro de Energía, José Manuel Soria (en la imagen) ha prometido a las eléctricas una nueva norma "liberalizadora" donde podrían abordarse, entre otras cosas, la reducción de las primas a las renovables. Lo que ocurre es que las eléctricas ya no se lo creen.

Conclusión: los impuestos a las compañías energéticas los pagará el usuario. Y usuarios de luz somos todos.

Miriam Prat

[email protected]