Lo ha dicho RTVE, cuando contaban la noticia del asesinato por parte de dos terroristas palestinos de 7 israelíes en una sinagoga. Temen los chicos de la televisión de don Mariano -o no se sabe de quién- que se provoque una nueva intifada porque ya son muchos los muertos de los últimos días, tanto judíos como palestinos.

Hombre no. Verán ustedes: los muertos palestinos, tanto en la sinagoga como en la nueva moda del terrorismo de Hamas (lanzar coches a gran velocidad contra paradas de autobús) eran los asesinos posteriormente abatidos por la policía israelí. Es decir,  los homicidas son palestinos, las víctimas israelíes. Y no hay muertos: hay verdugos y asesinados.

Porque claro, cuando dos energúmenos entran en una sinagoga y se dedican a disparar y acuchillar (pistola, cuchillo y hacha) al personal que reza, lo más lógico es que la policía reaccione matándoles a ellos para que dejen de matar.

No, en Israel no hay peligro de una III Intifada, de lo que hay peligro es de una nueva guerra entre Israel y Gaza, el feudo de Hamás

Y claro, cuando a los israelíes no aguanten más y decidan atacar el objetivo del problema, nuevamente surgirá el escándalo en Europa por lo crueles y pérfidos que son los judíos.

Son los mismos que ahora se cuidan mucho de condenar a Palestina y los mismos que solicitan -el PSOE- el reconocimiento del Estado palestino. Que sí, que hay que formar ese Estado, pero por ahora lo que hay que hacer es acabar con el terrorismo palestino.

Hispanidad

[email protected]