"Su sinceridad ha quedado en entredicho", afirma la vicepresidenta

-Mas se ha replanteado este jueves la conveniencia de hacer un referéndum si se tuviese la certeza de que Cataluña quedaría fuera de la UE, aunque él continúa siendo partidario de hacerlo.

-A Soraya le resulta "desgarradora" la pregunta sobre si España vetaría el ingreso de una Cataluña independiente en la Unión Europea, pero no contesta.

Soraya Sáenz de Santamaria ha aprovechado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para hacer campaña en contra de Artur Mas. Ha ironizado sobre sus viajes a Europa y su regreso sin ninguna garantía de que una Cataluña independiente pudiera seguir en la UE. "La sinceridad de Artur Mas ha quedado en entredicho", afirma la vicepresidenta.

El caso es que Artur Mas, en los desayunos de Fórum Europa-Tribuna Cataluña, ha dado este jueves un pasito hacia atrás de considerable importancia al decir que, en el caso de que se tuviese la certeza de que Cataluña quedara fuera de la UE, habría que hacer una reflexión para ver si se hace o no la consulta, aunque él, personalmente, es partidario de hacerla en cualquier caso.

En opinión de la vicepresidenta, Mas sigue en sus trece de plantear un referéndum ilegal, "aunque con peros". Admite que ha habido una evolución en las declaraciones "del señor Artur Mas, que demuestran la improvisación con la que elaboró sus propuestas, que como ha quedado demostrado, estaban montadas sobre premisas falsas". En plata, que Sáenz de Santamaría ha asegurado que el presidente catalán sabía de antemano que una Cataluña independiente en el seno de la UE, hoy por hoy, es una entelequia. "Hay que pensarlo todo bien en la vida antes de hablar, especialmente cuando de las decisiones que se tomen depende la estabilidad y el futuro de mucha gente", ha explicado.

Al ser preguntada por RAC1 de forma directa sobre si el Gobierno vetaría la entrada de una Cataluña independiente en la UE, ha señalado que le sobrecogían "términos desgarradores en los que se había formulado la pregunta". El Ejecutivo no habla sobre hipótesis, ha dicho. Y ha añadido que "para este Gobierno, Cataluña es importante para España y España para Cataluña". Han que trabajar juntos, no separados, en opinión de Sáenz de Santamaría, apartándonos de "ese desgarro" que suponen las posturas secesionistas para una "amplísima mayoría de catalanes que se sienten españoles".

Los periodistas que escriben y hablan en catalán en sus medios de comunicación han tenido serios problemas para traducir la palabra "desgarrador" al catalán. Lo más parecido es esquinçador. Se han quedado, sin embargo, sin saber la repuesta a una pregunta muy simple que podría haber contestado Sáenz de Santamaría sin desdoros ni desgarros de ningún tipo.

Sara Olivo

[email protected]