• El País pone por delante al presidente de EEUU antes que a Francisco: 'Obama consagra el liderazgo del Papa'.
  • Dos periódicos supuestamente afines al electorado católico, como ABC y La Razón, ni tan siquiera mencionen la noticia en portada.
  • Obama pidió a Francisco que rezara por él: "Por favor rece por mí y por mi familia".
  • En el encuentro, se trató "el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia", según la Santa Sede.
  • Lo que no es baladí, pues la Administración Obama quiere obligar a los centros católicos a financiar tratamientos químicos abortivos. 
El encuentro entre el Papa Francisco y el presidente de EEUU, Barack Obama (ambos en la imagen) suscitó la atención de toda la prensa internacional. Y es que, como explica Zenit, se trataba de la entrevista entre "el hombre más influyente del mundo (Francisco, según 'Fortune') con el más poderoso de la Tierra (Obama)". "No todos los días puede verse un encuentro entre el hombre más nombrado en Google (Francisco, 49 millones de menciones en trece meses) y la persona con más seguidores en las redes sociales (Obama, 31 millones en Facebook y más de 20 millones Twitter)".

La prensa española también se ha hecho eco de la noticia, aunque, como no podía ser de otro modo, de manera diferente en función de su sesgo ideológico. No es de extrañar, por ejemplo, que El País -adalid del Nuevo Orden Mundial en España- haya destacado a Obama por encima de Francisco, con este titular: 'Obama consagra el liderazgo del Papa'. La palabra consagra parece escrita hasta con mala leche.

Para El Mundo, 'El Papa también cautiva a Obama', enfatizando el actual liderazgo moral del Papa Francisco. Un liderazgo que pone de relieve, precisamente, La Vanguardia: 'Francisco y Obama, cumbre de liderazgos'. Mientras, El Periódico hacía un guiño a la historia con el titular 'El 'emperador' y el Papa' (y añade: "Obama se confiesa "conmovido por Francisco"). Todos estos periódicos ilustran el texto con fotos en las que se puede ver a Obama riéndose o sonriendo ante algún comentario del Pontífice. Es decir, el Santo Padre lleva la iniciativa en la conversación.

Llama la atención, sin embargo, que dos periódicos supuestamente afines al electorado católico, como ABC y La Razón, ni tan siquiera mencionen la noticia en portada.  

De la entrevista en sí, aparte de la presunción en los gestos de Obama al indicarle al Papa dónde y cuándo debía sentarse en el mismísimo Vaticano, sin embargo, en la conversación, el presidente estadounidense se mostró menos presuntuoso. "Gracias por recibirme, Santidad. Es maravilloso conocerle", no eran de simple cumplido. Definen muy bien el planteamiento de esta entrevista por Obama: "Vengo a escuchar", había dicho antes del encuentro.

Y, en las últimas palabras que se intercambiaron, Obama le dijo al Papa en español un "muchas gracias" y añadió en inglés "por favor rece por mí y por mi familia. Ellas están conmigo en este 'camino', mis hijas y mi mujer me apoyan".

El comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede pone las cosas en su sitio, de lo que puede tomar nota El País: "Esta mañana, jueves 27 de marzo de 2014, S.E. el Señor Barack H. Obama, Presidente de los Estados Unidos de América, ha sido recibido en Audiencia por el Santo Padre Francisco". Es decir, el Papa recibe a Obama, no este se digna a visitar a Francisco...

Respecto a los temas tratados, prosigue el comunicado de la Santa Sede: "Los cordiales coloquios han permitido un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas concernientes a la actualidad internacional, auspiciando para las áreas en conflicto el respeto del derecho humanitario y del derecho internacional y una solución negociable entre las partes involucradas. En el contexto de las relaciones bilaterales y de la colaboración entre la Iglesia y el Estado se ha hablado sobre asuntos de especial relevancia para la Iglesia en el País, como el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia, así como el tema de la reforma migratoria. Finalmente, se ha expresado el compromiso común en la erradicación de la trata de seres humanos en el mundo".

El tema de la objeción de conciencia no es poca cosa, pues la Administración Obama quiere obligar a los centros católicos a financiar tratamientos químicos abortivos.

Andrés Velázquez
[email protected]