El estado indio de Orissa es uno de los mayores focos en el mundo de violencia contra los cristianos

 

El arzobispo de la diócesis de Cuttack-Bhubaneswar -en el estado indio de Orissa-, monseñor John Barwa, ofreció ayer una rueda de prensa en la sede de Ayuda a la Iglesia Necesitada para dar a conocer la persecución que sufren las comunidades cristianas que viven en este estado. El encuentro del arzobispo indio con los medios de comunicación se enmarca en la campaña que AIN está desarrollando a favor de los cristianos en Orissa.

"Puedo decir con orgullo y alegría que los cristianos de mi diócesis están siendo luz para el mundo. El sufrimiento nos ha hecho más fuertes", afirmó Mons. John Barwa, quien también contó cómo su familia ha sido objeto de la violencia anticristiana, citando el caso de la tortura y violación pública de su sobrina, la monja Meena Barwa. "Dios es la respuesta a nuestra situación -apuntó el obispo y tío de la religiosa-, y Dios es amor, y en el amor está el perdón". Actitud que no quita para que los cristianos de Orissa esperen que "se haga justicia" según los cauces legales del país.

El estado indio de Orissa es, en la actualidad, uno de los mayores focos en el mundo de violencia contra los cristianos, donde desde 2008 se ha desatado una persecución que ha originado centenares de muertos y más de diez mil desplazados.

Javier Menéndez Ros, director de AIN, aprovechó la comparecencia del obispo ante los numerosos medios que se dieron cita en la sede de la organización, para contar cómo en los últimos años la violencia anticristiana ha costado la vida de casi un centenar de personas, provocando miles de heridos y refugiados, que han visto cómo sus casas han sido destruidas. "Más de 400 capillas cristianas o lugares de culto han sido incendiadas o derribadas en Orissa desde 2008, y además de los muertos y heridos, unas diez mil personas siguen huidas en la selva o en los campos de refugiados. No quieren volver a sus casas por miedo a las represalias, cada día hay un
acto de violencia contra ellos en Orissa", sentenció Menéndez Ros.
 
Monseñor John Barwa, arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar, en Orissa (India), nació el 1 de junio de 1955 en Rengari, estado de Orissa (india). Ingresó en el noviciado de los Misioneros del Verbo Divino, haciendo sus votos perpetuos en 1984. Fue ordenado sacerdote el 14 de abril de 1985. Tras recibir el Orden Sacerdotal, desempeñó diferentes labores pastorales en la diócesis de Rourkela, como párroco primero y como vicerrector del Centro Pastoral de Jharsuguda después. En la década de los 90 fue nombrado Superior Provincial de los Misioneros del Verbo Divino en el Este de India, y presidente de la Zona de Orissa de la Conferencia Episcopal de India.

En 2006 fue nombrado por Benedicto XVI obispo auxiliar de Rourkela, y dos años más tarde, obispo titular de la diócesis. Ya en 2011, el Papa eligió a monseñor Barwa como Arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]