También subraya que desde 2012 España es el primer socio comercial de Marruecos, "superando por primera vez a Francia"Este martes se ha celebrado un Desayuno Informativo de Europa Press en el Hotel Villa Magna en Madrid en el que han participado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y su homólogo marroquí, Youssef Amrani.

Pues bien: Margallo, que es el mejor ministro de Exteriores español en mucho tiempo -recordemos los desastres zapateristas- ha subrayado las buenas relaciones de cooperación que España mantiene con Marruecos, pero ha advertido de que las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no deben ser objeto de debate, es decir, "siempre que no nos toquen Ceuta y Melilla".

Margallo también ha destacado que desde 2012 España es el primer socio comercial de Marruecos, "superando por primera vez a Francia".

Por su parte, Amrani ha destacado las relaciones de "buena vecindad y confianza mutua" y la "excelente" relación entre ambos países en materia de lucha contra la inmigración ilegal. También ha asegurado el marroquí que su país es una "víctima" de la inmigración ilegal, ya que ha pasado de ser un país de tránsito a ser un país de destino en el que actualmente hay miles de subsaharianos que han entrado ilegalmente en su territorio.

Pero menos lobos. Marruecos hace lo que quiere con la inmigración ilegal y la utiliza a su antojo para presionar a España cuando le conviene.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]