Se vendieron un total de 491.000 viviendas y rompe la tendencia negativa que se daba desde 2007

 

El crecimiento en la venta de viviendas durante 2010 se ha recibido como una buena noticia y una evidente muestra de mejoría de la economía española. Y es verdad que es mejor vender más que vender menos. Pero los datos no son para alegrarse demasiado.

La tasa de variación anual es positiva tras tres años de caída y ha registrado un crecimiento del 5,9%. En los anteriores años, los porcentajes eran de -12,4%, -32,6% y -17,8%. Por lo que un crecimiento de casi un 6% tras las profundas caídas, no es para echar las campanas al vuelo. Y si vamos a los números absolutos, el número de viviendas vendidas en 2010 fue de 491.000, muy lejos del casi millón de casas vendidas en 2006, o las más de 800.000 de 2007.

Queda por lo tanto mucho que mejorar y crecer para que la economía española vuelva a recuperar la senda del crecimiento y las de 700.000 viviendas que hay en stock actualmente en nuestro país son una clara muestra de ello. Por lo tanto, los números son mejores, sí; pero porque no podían ir peor.

Juan María Piñero

[email protected]