Sin embargo, es algo inferior a la del mismo periodo de 2013 (18,3%)

Los hogares y las instituciones sin fines de lucro tienen razones para estar contentas, pues su tasa de ahorro se situó en el 15% de su renta disponible, durante el segundo trimestre, después de que se estancara entre enero y marzo. Una cifra que está en consonancia con el aumento de su riqueza y el descenso de su deuda.

Sin embargo, este dato publicado por primera vez por el Instituto Nacional de Estadística (INE) es algo inferior a la tasa de ahorro que tuvieron en el mismo periodo de 2013, y que se situó en el 18,3% de su renta disponible. Entre abril y junio de este año los hogares gastaron menos de lo que ingresaron y así, ahorraron 27.787 millones de euros, frente a los 34.179 millones del mismo trimestre de 2013.

Su renta disponible descendió un 0,8%, hasta los 184.972 millones. Esto se debió a las caídas del saldo de sus rentas primarias brutas (-2%) y del saldo neto de las rentas de propiedad (-28,6%), que fueron compensadas con la subida de la remuneración de los asalariados ( 1,8%). También influyó el mayor importe de las cotizaciones sociales y de los impuestos sobre la renta y el patrimonio.

Mientras, el gasto en consumo creció un 3,3%, hasta los 156.958 millones.

Las inversiones de los hogares se estiman en 10.158 millones, un 3,3% más que en el segundo trimestre del año pasado. Por lo que tuvieron una capacidad de financiación de 18.251 millones, inferior a los 25.058 millones del mismo periodo de 2013.

Cristina Martín

[email protected]